Ciclo Biológico

Al igual que otros ácaros depredadores el ciclo biológico comprende los siguientes estados de desarrollo: huevo, larva, protoninfa, deutoninfa y adulto.

El desarrollo de Amblyseius swirskii está condicionado por el tipo y cantidad de la fuente de alimento disponible y por la temperatura y humedad relativa. A. swirskii, que aparece de forma natural en diversos países alrededor del Mar Mediterráneo, se encuentra bien adaptado a climas cálidos y húmedos. La humedad relativa (HR) crítica es de aproximadamente el 70%.

 

En un cultivo típico, el ácaro depredador vive rodeado por el microclima que se crea en la capa de aire que se encuentra cerca de la superficie de la hoja. La humedad en esta capa de aire puede diferir de forma importante a la que hay en el invernadero.

 

Si la humedad cae por debajo del 70% en este microclima que rodea la hoja durante un periodo de tiempo prolongado, los huevos del depredador se deshidratan y no eclosionan. Sin embargo, aunque la humedad relativa en el invernadero baje drásticamente, el microclima alrededor de la hoja generalmente asegura un adecuado nivel de humedad para el ácaro. Únicamente en casos de necrosis acusada del tejido vegetal, como ocurre con ataques fuertes de araña roja o trips, este microclima puede convertirse en un factor que limite el desarrollo del depredador. Esto se debe a que la necrosis del tejido vegetal disminuye la tasa de transpiración, lo que deriva en un incremento de la temperatura  de la hoja y una menor humedad en la capa de aire que la rodea.

 

La temperatura óptima para A. swirskii esta comprendida entre 25 y 28 ºC.  A. swirskii es capaz de sobrevivir mejor en condiciones de alta temperatura que A. cucumeris, lo cual ha sido demostrado en investigaciones realizadas en cultivos de pimiento en España.

 

El desarrollo de huevo a adulto se completa en un periodo de tan solo cinco o seis días a 26ºC. Por otro lado, cuando la cantidad de alimento disponible es suficiente A. swirskii pone una media de dos huevos por hembra y día.

 

Este ácaro depredador no presenta diapausa en respuesta a días cortos (días con menos de 12 horas de luz) o condiciones de baja temperatura, lo que hace que pueda permanecer activo también en estas condiciones. La temperatura es otro factor importante que condiciona el desarrollo de A. swirskii. Cuando la temperatura baja por debajo de 15 ºC el depredador permanece virtualmente inactivo. A. swirskii puede, sin embargo, sobrevivir a un descenso brusco de las temperaturas, pero no soporta las heladas.

 

Morfología

Los ácaros pueden ser diferenciados de los insectos por que presentan 4 pares de patas y su cuerpo aparece formando como una unidad y no por segmentos.

 

Amblyseius swirskii pertenece a la familia Phytoseiidae. Este grupo de ácaros depredadores se diferencian por presentar una cantidad relativamente baja de quetas en su parte posterior, 20 pares como mucho. Los ácaros depredadores comercialmente disponibles como Amblyseius cucumeris, Amblyseius degenerans, Amblyseius californicus y Phytoseiulus persimilis también pertenecen a la familia Phytoseiidae. Alguno de ellos son fáciles de reconocer por su coloración. Así por ejemplo, Amblyseius degenerans (que suele liberarse en pimiento) siempre es de color marrón oscuro o negro. También el depredador de araña roja Phytoseiullus persimilis es siempre de color rojo brillante.

 

A. swirskii no puede ser distinguido de otros ácaros como A. cucumeris, A. californicus, Amblyseius barkeri o Amblyseius andersoni a simple vista, ni incluso mediante el empleo de lupas.

 

Las diferencias morfológicas entre estas especies son muy sutiles y solo pueden ser vistas empleando un microscopio. Sin embargo, si usted está interesado en conocer con qué ácaro depredador está trabajando, debe contactar con un experto para que realice su identificación.

 

El color del cuerpo del depredador va a depender de qué se esté alimentando. Así pues, este puede variar desde rojo oscuro hasta amarillo claro, pasando por púrpura. Cuando se alimenta de trips o mosca blanca el color tiende a ser naranja claro. También es muy difícil decir con qué ácaro se esta trabajando basándose en su comportamiento.